Certificaciones

Usar cosméticos naturales en nuestra higiene diaria es una decisión responsable y respetuosa con el medio ambiente y la salud.

Distinguir los auténticos productos naturales y/o ecológicos de los que no los son y que se publicitan como tales, es una tarea que puede resultar difícil, ya que no existe una normativa unificada al respecto. Los requerimientos que deben cumplir este tipo de cosméticos y los organismos que velan por su control varían de un país a otro.

Actualmente no existe ninguna normativa internacional, si acaso comienzan a consolidarse algunas regionales. Ante la ausencia de parámetros legales, los fabricantes preocupados por estos temas se someten a los criterios de empresas privadas de certificación, que garantizan el carácter natural, ecológico y libre de crueldad de los cosméticos. Cada organismo certificador tiene sus propios criterios de exigencia para los productos cosméticos. Un cosmético certificado muestra el sello o logo del organismo certificador. Es posible obtener más de una certificación, en un mismo producto pueden aparecer varios sellos.
En general las certificaciones de cosmética natural cuidan principalmente los siguientes aspectos:

  • Que los ingredientes sean obtenidos o cultivados sin afectar al medio ambiente
  • Que no se utilicen sustancias que sean potencialmente tóxicas para la piel y el organismo en general
  • Que los ingredientes y los productos no provengan de animales ni hayan sido probados en ellos, (con algunas excepciones como leche, miel, y sus derivados)

A continuación presentamos información de algunas de las principales certificaciones de cosmética natural.

 

ECOCERT


Para garantizar un producto cosmético respetuoso con el medio ambiente, el estándar Ecocert impone:

1. La utilización de ingredientes procedentes de recursos renovables y transformados por medio de procedimientos respetuosos con el medio ambiente. Por tanto, Ecocert comprueba:

  • La ausencia de transgénicos, parabenos, fenoxietanol, nanopartículas, silicona, PEG, perfumes y colorantes sintéticos, ingredientes de origen animal (excepto productos naturales en sí mismos: leche, miel. etc.).
  • El carácter biodegradable o reciclable de los embalajes.

2. Un umbral mínimo de ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica que es necesario alcanzar para obtener la certificación:

  • En todos los casos, un porcentaje mínimo del 95% de todos los ingredientes utilizados debe ser natural o de origen natural.
  • Para obtener la etiqueta Cosmética ecológica:

- Un porcentaje mínimo del 95% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder de la agricultura ecológica.
- Un porcentaje mínimo del 10% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.

  • Para obtener la etiqueta Cosmética natural:

- Un porcentaje mínimo del 50% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder de la agricultura ecológica. 
- Un porcentaje mínimo del 5% de todos los ingredientes debe proceder de la agricultura ecológica.

Nota: Ciertos ingredientes muy presentes en los cosméticos (agua, sales, minerales) no pueden certificarse como ecológicos puesto que no proceden de la agricultura. Por ejemplo, los champús y ciertas cremas, compuestos en su mayor parte de agua, contienen entre un 10% y un 40% de ingredientes ecológicos y siempre un 95% de ingredientes naturales. Un aceite esencial, que no contiene agua, puede contener hasta un 100% de ingredientes ecológicos.

 

COSMEBIO

 

Cosmebio es la Asociación Profesional Francesa de Cosmética Biológica y Ecológica. Agrupa a proveedores de materias primas, laboratorios, distribuidores y profesionales del sector que desean comprometerse con este tipo de cosméticos. Con objeto de poder certificar los cosméticos biológicos, Cosmebio ha establecido las siguientes normas.
El logo Cosmebio certifica que:

  • Un mínimo del 95% de los ingredientes es natural o de origen natural.
  • Un mínimo del 95% de los ingredientes vegetales es de origen ecológico.
  • Un mínimo del 10% de los ingredientes del producto terminado es ecológico.

Los productos certificados por Cosmebio no pueden contener ingredientes derivados de la petroquímica, ni materias primas animales, excepto la cera de abeja y la lanolina, tampoco contendrán aceites minerales (parafina), aceites sintéticos, ni perfumes ni colorantes sintéticos. Además, limita el uso de tensioactivos potencialmente tóxicos, por ejemplo Lauryl Sulfato de Sodio y el uso de conservadores sintéticos (parabenos, fenoxietanol) a una lista restrictiva de conservantes naturales, los productos no pueden ser ensayados sobre animales y los envases y embalajes deben ser biodegradables o reciclables.

 

NATRUE


La misión de NaTrue es asegurar que las materias primas y los ingredientes utilizados en las fórmulas de los cosméticos sean de alta calidad y tengan una procedencia de agricultura responsable y una producción sostenible. Promueve la agricultura ecológica y todas las acciones para proteger la biodiversidad.
Es un sello internacional e independiente, sin ánimo de lucro, abierto a todos los fabricantes.
El sello NaTrue garantiza que el producto certificado:

  • No contiene fragancias sintéticas ni colorantes
  • No contiene derivados del petróleo (parafinas, PEG, propil-,-alquil-, etc.)
  • No contiene aceites de silicona ni derivados
  • No contienen ingredientes modificados genéticamente (en cumplimiento  de la regulación de la Unión Europea)
  • No irradiación del producto final ni en los ingredientes botánicos
  • No testado en animales.

NaTrue ha establecido tres grados para definir que tan natural es un producto y se distinguen por la etiqueta NaTrue con una, dos o tres estrellas respecto al contenido de ingredientes naturales en el producto, pueden ser “cosmética natural”, “cosmética natural con una porción orgánica” o “cosmética orgánica”.

 

BDIH

 

El estándar BDIH pretende evaluar a los cosméticos naturales de una manera que sea objetiva, correcta, comprensible y transparente para los consumidores. Además, procura una competencia leal entre los productores y distribuidores de cosméticos naturales. La norma describe los requisitos que se refieren a la extracción, producción y procesamiento de las materias primas que se utilizan para fabricar cosméticos. En la evaluación se da una consideración especial al respeto a los animales y a la protección de las especies.
 
¿Cuáles son los criterios de evaluación?
Ingredientes Vegetales. Se fomenta el uso de ingredientes vegetales siempre que sea posible. Las plantas deben ser de cultivo biológico o silvestres, aunque se consideran otras alternativas que se basen en la calidad y disponibilidad.

Protección de los animales y pruebas en animales Ni en la producción ni en el desarrollo del producto deben hacerse pruebas con animales, ni deben encargarse a otra empresa. No se permite el uso de derivados animales que provengan de vertebrados (por ejemplo, esperma de ballena, aceite de tortuga, aceite de visón, aceite de marmota, grasas animales, colágeno o células frescas animales.)

Ingredientes Minerales. En general, se permite el uso de sales inorgánicas (ej. sulfato de magnesio) e ingredientes minerales (ej. cloruro sódico).

Ingredientes Restringidos. Los agentes emulgentes y los tensoactivos se pueden utilizar si se obtienen por hidrolisis, hidrogenación, esterificación o transesterificación de las sustancias siguientes: grasas, aceites, ceras, lecitina, lanolina, monosacáridos, oligosacáridos, proteínas y lipoproteínas.

Ingredientes No Permitidos. Agentes colorantes sintéticos, fragancias que no sean naturales o derivadas de la biotecnología, ingredientes etoxilados, siliconas, parafinas y otros derivados del petróleo.

Preservación. Para efectos de protección al consumidor, los siguientes conservantes idénticos a los naturales se pueden utilizar, si es necesario:  El ácido benzoico y sus sales, el ácido salicílico y sus sales, el ácido sórbico y sus sales, el alcohol bencílico, el ácido deshidroacético y sus sales.

Irradiación. No se permite el tratamiento de materias primas vegetales y animales ni de los productos finales con radiaciones ionizantes.

 

OREGON TILTH

 

Durante los últimos 40 años, Oregon Tilth ha sido líder en la agricultura orgánica y los métodos de producción sostenibles, jugando un papel de liderazgo en la formación de un Programa Nacional Orgánico USDA y expandiendo la sostenibilidad ecológica más allá de la agricultura, a los textiles y a otros productos.

Siguen un enfoque holístico para la producción y para estimular a los productores a crear sistemas orgánicos que mejoren los suelos, enfocados a preservar los recursos naturales y minimizar los riesgos para la salud pública. Su verificación abarca todos los pasos del proceso, el cultivo, la manipulación y la comercialización, asegurando la integridad ecológica de los productos.

 

CRUELTY FREE (The PETA Bunny)

 

El conejito de PETA es probablemente el símbolo más difundido y reconocido de productos libres de crueldad. PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) es la organización más grande del mundo que lucha por los derechos de los animales. El sello es otorgado a empresas que no prueban en animales.

PETA ha logrado innovadores avances respecto a los animales que sufren de maltrato por corporaciones, gobiernos e individuos en todo el mundo, y este éxito ha conducido a mejoras dramáticas en la vida de millones de animales.

Sea trabajando con universidades o con instituciones de gobierno  para implementar métodos de experimentación sin animales, sea provocando un auge de comercialización de productos “libres de crueldad”. PETA ha sido la fuerza conductora detrás de muchos de los grandes logros a favor de los animales en los últimos 25 años.

Para ser parte de la iniciativa de PETA, las empresas deben firmar una declaración en la página web de PETA verificando que ni la empresa, ni sus proveedores de ingredientes realizan ni pagan por experimentos en animales.

 

CRUELTY FREE (The leaping bunny)


Cruelty Free International trabaja para poner fin a los experimentos con animales en todo el mundo. Creen que no hay ninguna justificación ética para el uso de animales en experimentos. Han realizado esta labor por más de 100 años. Lo hacen mediante la investigación y la exposición de la realidad de la vida de los animales en los laboratorios.

Desafían a los tomadores de decisiones para hacer una diferencia positiva para los animales. Defienden una forma de vida libre de crueldad.

 

CERTIFIED VEGAN

 

El sello Certified Vegan es una marca registrada, para los productos que no contengan ingredientes de origen animal, y que no han sido probados en animales. El logotipo de la certificación es fácilmente visible para los consumidores interesados en productos veganos y los ayuda para hacer compras sin estar constantemente consultando las listas de ingredientes.

También ayuda a las empresas a reconocer un mercado vegano en crecimiento, así como promover el estilo de vida que representa.

El sello Certified Vegan es administrado por La Fundación Conciencia Vegana (The Vegan Awareness Foundation), es una organización sin fines de lucro dedicada a educar al público sobre veganismo y para ayudar a las empresas vegan-friendly.

 

NON GMO PROJECT

 

El sello de verificación indica que el producto que lo porta ha pasado por un estricto proceso de verificación. La verificación es una garantía de que un producto ha sido producido de acuerdo con las mejores prácticas para evitar los OGM (Organismos Genéticamente Modificados), GMO por sus siglas en inglés.

Se requieren pruebas continuas de todos los ingredientes. Cualquier ingrediente que ha sido cultivado bajo los estándares NON-GMO debe ser probado antes de ser utilizado en cualquier producto.

Utilizan un umbral de acción de 0.9%, que coincide con las leyes de la Unión Europea (donde cualquier producto que contenga más de 0.9% de OGM debe ser declarado).

Se realizan pruebas de trazabilidad y de segregación rigurosas  a fin de garantizar la integridad del ingrediente hasta el producto terminado. La verificación se mantiene a través de una auditoria anual, junto con inspecciones in situ para los productos de alto riesgo.

Desafortunadamente aún no se puede afirmar que los productos que ostentan el sello NON-GMO sean completamente libres de transgénicos, una afirmación tan categórica por el momento no es sostenible legal ni científicamente. Si bien el sello de verificación del Proyecto No-GMO no es una declaración de "libre de OGM", es digno de confianza, defendible, transparente, y es la única verificación independiente de América del Norte para los productos fabricados de acuerdo con las
mejores prácticas para evitar los OGM.