Pues ya no sabemos ni para donde hacernos, por un lado nos dicen que tenemos que usar protector solar para evitar las manchas, el envejecimiento prematuro de la piel, algunos tipos de dermatitis y cáncer de piel, pero por el otro encontramos mucha información que nos indica que los protectores solares están llenos de tóxicos que también afectan nuestra salud.

Además de la trietanolamina, las fragancias y los parabenos que prácticamente todos los protectores solares contienen, también debemos preocuparnos por las benzofenonas.

La benzofenona es una cetona que filtra la radiación, es un ingrediente muy utilizado en productos cosméticos, de cuidado personal y en especial en protectores solares. Es un filtro solar para la piel y en los productos ayuda a que no se degraden el color y los aromas por la exposición al sol.

Se han encontrado diferentes reacciones provocadas por esta sustancia, en el sitio Piel Latinoamericana, que es una publicación que dirigen especialistas en la salud de la piel, mencionan un estudio del 2011 en el que se analizaron diferentes productos de cuidado personal que causan dermatitis de contacto, en el 68% de los productos se encontraron benzofenonas.

Encontraron que la benzofenona es capaz de producir además de la dermatitis de contacto otras reacciones en la piel, como la dermatitis alérgica, foto dermatitis y urticaria de contacto. También mencionan en su artículo que se ha demostrado que las benzofenonas tienen cierta acción estrogénica y en muchos casos se ha asociado con estimulación del receptor de estrógenos y el cáncer de mama.

Encontramos un artículo de la Dra. Aliza A. Lifshitz, que es egresada de la UNAM y cuenta con varias especialidades, entre ellas Endocrinología por la Universidad de California, en el cual menciona un estudio publicado en Environmental Science & Technology en el que se encontró una relación entre las benzofenonas y la endometriosis, una condición en las mujeres en la que el tejido que recubre la parte interior del útero (el endometrio), crece fuera de la matriz y se extiende ya sea hacia a las trompas de Falopio, a los ovarios, detrás del útero o hasta el tejido que cubre la pelvis.

Los investigadores llegaron a esa conclusión analizando la orina de más de 600 mujeres con endometriosis, checaron la concentración de cinco tipos de benzofenonas en la orina y la  sustancia aparecía en el 97% de los casos. La razón de que esta sustancia pueda estar causando endometriosis es que el cuerpo la confunde con hormonas y provoca un descontrol en el sistema endocrino. Los participantes en la investigación mencionaron que todavía se necesitan más datos sobre este posible vínculo y que deberían hacerse estudios más profundos sobre el tema.

Por otra parte en el 2012 el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud dieron a conocer el contenido de un informe entregado por 16 especialistas a los que les encargaron una investigación sobre los principales disruptores del sistema endocrino entre los que se encuentran los parabenos, los ftalatos y las benzofenonas.  Los expertos encontraron que la actividad disruptora, parece ir más allá de alterar mecanismos de acción de los estrógenos y los andrógenos o la actividad de la tiroides, se plantean posibles vinculaciones con problemas reproductivos masculinos o femeninos. También hacen alusión a alteraciones relacionadas con el desarrollo neuronal, desórdenes inmunitarios o metabólicos e incluso tumores vinculados con alteraciones hormonales.

Así que no es que tengamos que dejar de proteger nuestra piel del sol pero sí debemos utilizar opciones de protectores solares que no contengan benzofenonas, parabenos ni ftalatos.

 

http://piel-l.org/blog/34998

http://www.vidaysalud.com/diario/mujeres/relacionan-un-tipo-de-protector-solar-con-la-endometriosis/

http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/78102/1/WHO_HSE_PHE_IHE_2013.1_eng.pdf